CARTA PREMIADA MES DE XUÑO

Detrás de las rejas en la oscuridad del silencio infinito, una pequeña brisa borra las cenizas y da con sus rostros marcados por el dolor y del pánico horrendo que sienten ellos con tanto valor. Una calma opaca el reflejo de las rejas trayendo consigo una sensación de paz, niños que ríen, un himno de guerra, un pueblo que lucha y una luz desvanecida al fondo de sus pies.

La madrugada se hace eterna y solo se escucha el arrullo de la Luna, mientras en sus papeles el bolígrafo dibuja las palabras más bellas y sinceras, se iluminan cinco estrellas, cinco hombres de Patria y firmeza, que viven con la ilusión del recuerdo, de una Isla, de sus vidas, sus párpados cansados se unen ceñidos a un mismo sueño.

Asoma un rayo de sol y se siente el chillar de una reja, sus miradas perdidas buscan un horizonte y sus sonrisas ¿Qué son sus risas? Una sombra enajenada que ha quedado atrás. Siento en sus corazones un latir fuerte que no se ata con cadenas, es una paloma blanca, un machete mambí y una bandera de una sola estrella y esto es precisamente lo que los hace vivir.

Condenados están cinco patriotas, en las garras más inhumanas y sangrientas, cinco héroes acusados por proteger su país, por defender a su pueblo del terrorismo. Prisioneros del imperio más brutal; pero el manantial de sus ideas está colocado en un pedestal de dignidad y confianza.

En sus celdas penetra una luz misteriosa que irradia e ilumina un futuro y un pasado que los llena y los mantiene firme con su verdad y justicia. Nada puede impedir sus pasos de gigantes, donde el imperio tiembla y teme, pues Cuba siempre está segura de sí y de sus hombres. “No importa condenadlos, LA HISTORIA LOS ABSOLVERÁ”.

Gretter Conde Vicente

CARTA PREMIADA MES DE MAIO 2007

EL AMOR DE LOS 5 HÉROES BAJO EL IMPERIO DEL TERRORISMO:
UN LLAMADO A LOS ACADÉMICOS, CIENTÍFICOS Y PROFESORES

WILKIE DELGADO CORREA *

Estos tiempos están presididos? para bien y para mal- por la llamada lucha contra el terrorismo. El eco de las voces que la proclaman nos llega, queridos colegas, a nuestras cátedras, aulas, laboratorios y tribunas académicas. Ningún intento por aislarnos del mundanal ruido, tendrá éxito. Nuestros conocimientos avanzados y resultados investigativos tienen este entorno político ineludible. Estar conscientes de esta realidad es un deber insoslayable como entes protagónicos de la educación, la docencia, la cultura, la ciencia y la conciencia de nuestros países. Son muchos los valores humanos trascendentes que defendemos en nuestro diario quehacer y, por supuesto, con nuestra obra y vida toda. Nuestras verdades en todos los campos del saber, son parte también de las otras verdades emergentes y contendientes en nuestras sociedades, y éstas también nos pertenecen como un patrimonio común de la humanidad.

¿Cuántos pueblos y seres humanos sufren las consecuencias homicidas o genocidas de los planes terroristas de odio y venganza ciegos? ¿Cuántos hombres y pueblos sufren las consecuencias de invasiones, bombardeos indiscriminados, bloqueos, detenciones arbitrarias, secuestros, torturas, asesinatos, desapariciones, persecuciones, prisiones en cárceles secretas, discriminaciones, negación de derechos fundamentales?

Nadie puede ignorar que existen dos formas de combate contra el terrorismo. Una es esencial y coherente y, en fin, la verdadera. Es la que se opone a cualquier terrorismo, provenga de cualquier bando y cualquiera sea su causa. La otra es distinta, y es en realidad otra forma de terrorismo. Es la que emplea el sadismo y la hipocresía para combatirlo.

Tampoco nadie debe ignorar que no merecen condena injusta quienes se opongan limpiamente al terrorismo. Y, sin embargo, hoy lamentablemente se encuentran presos en cárceles norteamericanas cinco cubanos ?justamente reconocidos como Héroes- sufriendo largas condenas, a pesar de que el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre las Detenciones Arbitrarias, dictaminó su carácter arbitrario e ilegal, y de que un panel de tres jueces del Circuito de Apelaciones de Atlanta, declaró nulo el juicio y las sentencias, analizando el clima desfavorable para los acusados en la sede de Miami, y otras razones.

Gerardo, Antonio, Ramón, Fernando y René son los nombres de esos cubanos que por amor a su patria y a la vida de sus compatriotas, decidieron arriesgar, transformar y sacrificar sus vidas como destacados intelectuales y profesionales para convivir con terroristas en un medio hostil, a fin de conocer e impedir sus acciones criminales que ya han costado miles de vidas a su pueblo. Fue por un inmenso amor a la justicia que decidieron enfrentar inermes el peligro de una mafia terrorista que maneja armas y explosivos, en Miami y otros sitios, como si fueran relojes de pulsera u otros adornos personales, además de proclamar sus acciones por televisoras y emisoras de radio como si se tratara de anuncios y artículos de consumo. Fue por amor al pueblo cubano, al norteamericano y a otros pueblos del mundo, cuyos ciudadanos podían ser víctimas, como lo demostró la realidad, de la mala suerte ?de estar en el lugar equivocado y en el momento equivocado,? al decir de un terrorista mayor como Luis Posada Carriles, que hoy goza de libertad en territorio norteamericano, a pesar de sus horrendos crímenes, como responsable máximo de la voladura de un avión en pleno vuelo y que costara 73 muertes, y otros actos vandálicos. Fue por ese amor grande de humanidad, ese noble amor de los buenos, que estos cinco hombres, además de sacrificar sus vidas, estuvieron dispuestos a sacrificar sus grandes amores personales, de madres y padres, de esposas e hijos, porque ellos también compartían igual suerte en sus combates consecuentes contra el terrorismo y su amor profundo por la paz.

Es teniendo en cuenta estas realidades que les he expuesto y la máxima de Martí de que ?contemplar en calma un crimen es cometerlo?, que apelo a vuestras conciencias para que busquen, se acerquen y encuentren la verdad de este caso y, una vez convencidos de la necesidad y razones para revindicar a la justicia pisoteada, participen con sus voces dignas y respetables en la defensa de cinco hombres que representan el amor más acendrado en esta época envilecida por el terrorismo y el odio y la venganza de una guerra brutal contra el terrorismo.

Sólo me permito recordarles que ?mientras no esté conseguida la justicia, se pelea?. A eso, una vez más, les convoco, y estoy seguro de que tendremos en ustedes oídos receptivos, corazones ardientes y voces solidarias.

* Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Consultante y Profesor de Mérito. Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, Cuba

CARTA PREMIADA EN ABRIL 2007

  • Yo señor, un sencillo hombre de este planeta, algo informado y conocedor de las desgracias de este mundo, le ruego, la libertad incondicional para quienes configurando una mano solidaria evitaron cientos de atentados contra la población y contra la economía del país más maravilloso que existe hoy en esto que llamamos planeta tierra.
  • Yo señor, un cubano, de los menos indicados para defender a mi suelo patrio, por no haber convivido con mis conciudadanos hace ya más de 25 años, le pido la libertad de esas cinco articulaciones de una mano valiente que evitaron más desgracias y más infortunios a nuestra ínsula que se ha convertido en el país de nunca jamás.
  • Si señor, el país de nunca jamás, ¿ podría usted comprender acaso que en un país donde el promedio de vida es de los más altos del mundo, donde la gente a pesar de las carencias mantiene su alegría, donde todos los niños tienen una escuela y un médico al doblar de la esquina, ¿podría renunciar tan fácilmente a protegerse de mafias corruptas que anidan en su país, como si se encarrilaran hacia vuestro destino buscando una posada segura y como bien su nombre lo indica: ¿ acaso no tiene Posada Carriles todo el apoyo vuestro ?.
  • Muy señor mío y de todos los humanos, ¿ acaso no es usted quien representa la mayor fuerza en el mundo? y quien decide la continuidad de las especies en el orbe? . Usted contamina el mundo señor, pero también el espíritu de los pueblos. Le ruego muy señor mío y nunca mejor dicho, que intente sacar al menos una vez, algo de nuestros primos los mobobos, que se caracterizan por sus buenas relaciones y aparte un poco lo que tenemos de nuestros otros primos más violentos, aunque creo que le estoy hablando sin tener en cuenta a Adán y a Eva y voy por mal camino.
  • Intento rogarle señor un atisbo de humanidad para quienes protegieron a un pueblo numantino, del peor de los enemigos, de los traidores señor, en este caso no me refiero a Usted. Usted es el peor enemigo pero no un traidor, me refiero a esos que siendo cubanos,son apátridas por el solo hecho de enriquecer sus bolsillos o de sentir el placer que les provoca el arremeter contra sus propios progenitores si es posible, como crías de cuervos.
  • En fin señor, llevo más de un cuarto de siglo sin afiliación política, no pertenezco a ningún partido, deseo la paz y el bienestar para todos y no defiendo a Cuba por ser cubano. Defiendo a Cuba señor, porque ese país, ese pequeño caimán se ha ganado el derecho a la admiración, se ha ganado el respeto del mundo y merece la victoria.
  • Quienes arriesgaron su vida por defender a ese pueblo, sabiendo como sabían, que lo hacían en las propias fauces del monstruo, son gente valiente señor, son gente digna señor, son una mano de Dios, señor.

Manuel Caso

CARTA PREMIADA MARZO 2007

¡Hola!!!!:

Un hola para cada uno de vosotros, Ramón, Tony, Fernando, y Rene. Empezar con un hola para terminar con una injusticia que empezó allá por el 98.

No se que hacía ese día, supongo que alguna tontería típica de mis diez años que, por entonces tenía. Mientras yo estaba con mi complicada vida de casi adolescente, que si me gusta fulanito de 7º A, ay!!los deberes de mate?En el país de la libertad eran detenidos y después juzgadas cinco jóvenes.

En casa se habló de vosotros ?Los cinco ? yo creía que se referían a mi colección de libros preferida pues también se llamaban así. Pero mamá se encargo de sacarme de la ignorancia para explicarme, bueno? lo que se le puede aclarar a una cabecita loca.

Hoy esa cabecita loca tiene 29, y aunque cambié de opiniones, vestuario y look en infinitas ocasiones, no así con vuestro caso. Es una de esas cosas que no le encuentras una explicación razonable, vamos que como muchas alo cual sigo sin resignarme por muchas que sean.

Me gustaría preguntarle al señor presidente de los Estados Unidos el porqué . Cinco personas con una integridad y unas convicciones llevadas de un modo admirable , del que ya no quedan , sufren de una detención, encarcelación y juicio propia de país subdesarrollado y bajo una dictadura. Y me refiero a su país, al de la libertad, justicia y oportunidad. Yo personalmente no lo creo (perdóneme usted, por favor no me libere de mis pensamientos del mal ).

También me gustaría si no es demasiado que pensara, a veces no viene mal , que se hiciera un favor a si mismo , no cegado por la ira y la rabia que desprende a ese pequeño paraíso perdido del pacífico, que piense en Ramón, Tony, Fernando y René en sus familias y en todos los que deseamos que vuelvan a ver el sol en libertad.

PD: Deje las galletas y pase a los habanos

Vanessa Tome Touriño

CARTA PREMIADA FEBREIRO 2007

Padres de todo un pueblo:

Escribo porque creo que es una oportunidad única de llevar al mundo lo que piensa una joven cubana de 19 años sobre ustedes. Debo partir de que los veo a cada uno como a mi padre, porque sé que como ustedes, sacrificaría mucho por defender sus principios, por defender a su familia; pero ustedes van aún más lejos, ustedes protegen a todo un pueblo, ¿cómo es que aún hay quienes prefieren cerrar los ojos ante esta realidad?

Llevo algunos años intentando comprender cuál es el motivo que los tiene encarcelados allá, lejos de sus familias, no solo por el hecho de repetir lo que mis padres y profesores aseveran, sino para ser capaz de ayudar desde mi posición, porque ahora, después de tanto estudio e investigación, además de entender las causas y el papel invaluable que jugaban allá, en la mismas “entrañas del monstruo”, como nuestro Martí, creo que es injusto que estén separados de las personas que aman por ser ejemplos de dignidad, valentía; por intentar revolucionar lo que está acabando con la humanidad; pero creo además, que no podría concebir la vida sin mi padre, ese es mi “motor impulsor”, porque es imprescindible para un hijo la presencia de ese papá Grande que te llena de orgullo y te hace palpitar fuerte el corazón.

Hoy estudio en una universidad que estoy segura me entregará a la sociedad como una profesional de estos días, íntegra, revolucionaria, y es que me rige el liderazgo de nuestro comandante y el paradigma del camino que ustedes han marcado y que citara Gerardo en su alegato: “Solo lamento no tener más que una vida para entregar por mi patria”. Ese ha sido el mayor mérito, están en cada hogar cubano, en cada escuela, en cada joven, en mí- y es que nuestro pueblo no se ha dejado vencer por dar hijos como ustedes.

Estoy segura de que finalmente la justicia vencerá, ya somos muchos luchando por ustedes, me he quedado sorprendida al ver cuántas manos amigas han brindado su apoyo en esta batalla; cuántos, de todo el mundo hacen suyo nuestro dolor por no tenerlos aquí, en cada 1ro de enero, en cada 26 de julio, en nuestras fiestas -muy cubanas-, en nuestras navidades.

Reciban todo nuestro amor y respeto por la causa que defienden; han mostrado al mundo nuestra estirpe con el mismo valor y orgullo con que nuestros héroes luchaban por nuestra libertad; son héroes de hoy, héroes de siempre.

Estaré creciendo para ustedes, para que se llenen de orgullo al encontrar de regreso en su hogar, las semillas germinadas que han sembrado con su ejemplo.

¡Hasta la victoria siempre!

Chavelys Tellez Larramendi
Granma, Cuba

Asociación de Amizade Galego-Cubana “Francisco Villamil"

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook